Dale Cuerpo a tu Salud

Blog dedicado al cuidado de la salud


Deja un comentario

Superalimentos “ESTRELLA” herbarios…

infusiones

Hierbas “estrella”…

Hola, seguimos con los “estrella”!!!! 😉 

Hoy: superalimentos “ESTRELLA” herbarios: Astrágalo, Ortiga, Aloe Vera, Ginseng Siberiano y Equinácea 

ATRÁGALO: Se trata de una planta muy completa que refuerza el sistema inmunológico. Ideal para tomar durante el otoño. Ayuda a combatir los resfriados y catarros propios de ésta época.

ORTIGA: La ortiga depura el hígado y ayuda a mantener alejada las infecciones. Las hojas de ortiga son ricas en vitaminas y minerales. Se pueden consumir las hojas directamente, como si fueran espinacas o bien en infusiones.

ALOE VERA: Se utiliza por lo general en casos de trastornos digestivos, distensión abdominal y gases. Trabaja como excelente depurador a nivel intestinal. Regenera la flora intestinal.

GINSENG SIBERIANO: Se utiliza desde hace miles de años como tónico energético. Se trata de una planta rejuvenecedora que nutre la sangre agotada y ayuda al organismo a adaptarse al estrés. Posee propiedades antiinfecciosas y antimicrobianas. Se toma en forma de infusión o en cápsulas.

EQUINÁCEA: Un remedio muy habitual en los resfriados. Aumenta considerablemente el sistema de defensa del organismo y ayuda a eliminar toxinas. Se consigue en cápsulas o en extracto de glicerina.

Éstas 5 plantas “ESTRELLA” que he presentado aquí poseen extraordinarias propiedades para rejuvenecer el organismo y combatir infecciones. Recomiendo su consumo en períodos de no más de tres meses seguidos. De cualquier forma sugiero consultar con un profesional de la salud, antes de consumirlas.

Salud para tod@s!!!!!, Natalia


4 comentarios

Superalimentos “Estrella”

abeja

Alimentos “estrella” procedentes de las abejas

Hola!!!!

En este post de hoy propongo una breve guía con lo que yo llamo “ALIMENTOS ESTRELLA”. Me refiero a alimentos muy potentes y ricos en nutrientes esenciales para nuestra salud. Sugiero el consumo de estos “alimentos estrella” a personas que necesitan un refuerzo en su sistema inmunológico, ya sea porque practican un deporte, o tienen mucha actividad intelectual o viven un estrés a diario por razones familiares, laborales, etc., o sino como estimulante general en determinados momentos del año.

Voy a dividir estos alimentos en 5 grupos. Y los voy a ir publicando a uno por semana, para que vayan de a poco conociéndolos y familiarizándose con ellos. Para conocer la forma de administración de estos superalimentos, mándame un mail o escribe un comentario y te voy contestando. 

  1.  Superalimentos procedentes de las abejas
  2.  Superalimentos verdes
  3.  Superalimentos herbarios
  4.  Superalimentos marinos
  5.  Superalimentos levaduras y hongos

Hoy: Superalimentos procedentes de las abejas: jalea real, polen y propóleos.  

JALEA REAL: La abeja reina se alimenta casi exclusivamente de  jalea real y vive casi cuarenta veces más que el resto de abejas. La jalea real funciona en nuestro organismo como un antibiótico, pero sin ningún efecto secundario. Las investigaciones muestran como la jalea real detiene el crecimiento de bacterias perjudiciales para la salud. Se presenta en forma de líquido o cápsulas.

POLEN: Unos de los mejores remedios naturales. Puede usarse para combatir las alergias, infecciones crónicas, déficit de nutrientes en general. Estimula de una manera espectacular el sistema inmunológico, otorgando una energía extraordinaria. No me canso de recomendar este alimento. Se consigue en supermercados y herbolarios, en forma de gránulos.

PROPÓLEOS: Las abejas utilizan el propóleos para recubrir las paredes de la colmena y esterilizarla. Esta cera evita que las bacterias se multipliquen en el organismo, de forma que puede fortalecer nuestro sistema inmunológico. También mantiene y aumenta la cantidad de bacterias saludables. Es antifúngico, antiséptico y antiinflamatorio. Un antibiótico natural sin duda. Se consigue en farmacias y herbolarios.

La semana que viene, continuará…

Abrazos, Natalia


2 comentarios

Ideas sanas, ricas y vegetarianas… ñam ñam!!!!!!

dieta vegi

En la variedad, está el gusto 🙂

Hola gente linda 😉

En es post de hoy os voy a dar ideas en general de cómo combinar ciertos alimentos, siguiendo una dieta vegetariana, sana y crudívora al 70% aproximadamente. Habrá muchos alimentos que no conocerás, pero tranquil@ es cuestión de, o bien preguntarme directamente, o bien visitar a tu herbolario de barrio e investigar un poquillo.

A echarle imaginación!!!!! 😉

DESAYUNOS:

Opción 1

Se puede hacer un muesli casero con los siguientes ingredientes: Arroz inflado, espelta inflada, avena, amaranto en copos, mijo inflado, semillas de calabaza, de girasol, de lino, bayas de Goyi, nueces, almendras, avellanas, uvas pasas, dátiles, una cucharada de miel o mermelada sin azúcar. Acompañar con leche de avena, o arroz o soja o cualquier leche vegetal. Se puede agregar una fruta en trozos, como ser plátano o manzana o cualquier fruta de estación. Espolvorear con canela. Y un té verde. Es un desayuno muy potente, ideal si se va a practicar ejercicio o si se va a estar varias horas sin comer hasta la hora de la comida.

Opción 2

Café de cereales soluble acompañado con leche vegetal. Tostadas de pan de centeno o espelta casero o ecológico con mermelada sin azúcar o miel. Una fruta de estación.

Opción 3

Tomar solo fruta. Y un té verde. Esta es una buena forma de empezar el día depurando toxinas. Es un buen desayuno para hacer uno o dos días por semana.

COMIDAS

Al mediodía lo mejor es comer una buena fuente hidratos de carbono como puede ser: arroz, mijo, quinoa, trigo, avena, espelta, pastas, patatas, boniatos, calabaza. Acompañar con ensalada de verduras variadas de la estación crudas o hervidas al vapor. Se puede agregar alguna semilla de girasol, calabaza o algún fruto seco. Alinear con aceite de oliva o de lino. Se puede echar pasta de sésamo que le dé un sabor potente pero suave o mayonesa vegetal. De postre: una manzana.

MERIENDA:

Si se tiene hambre a media tarde, comer fruta de la estación.

CENA:

En la cena es cuando mejor nos viene la proteína. Se puede hacer un plato de legumbres y acompañar con un poco de arroz también para obtener de esta forma todos los aminoácidos esenciales. También se puede usar seitán, tempeth, tofu, frutos secos, semillas, aguacate, etc. Acompañar siempre con una buena ensalada de crudos de verduras frescas de la estación. Si se comen huevos, quiero decir si no se sigue una dieta vegana, el huevo es unos de los alimentos más completos que existen. Yo lo recomiendo, sin duda. De postre, una manzana o si se comió solo proteína, comer piña que ayudará a digerir mejor la proteína.

Para más info y elaboración de una dieta especial para ti, contáctame.

Un abrazo, Natalia


Deja un comentario

Energía Vital y Ayunos. ¿Conóces de que va..? Seguro te interesa…

ayuno

“El pensamiento puede modificar la energía vital”

Hoy les quiero contar un poco de que va esto de la energía vital y el ayuno… La naturaleza es un conjunto vivo en el que todos sus elementos están relacionados entre si: la tierra, el agua, el aire, el sol, los vegetales, los animales, el hombre. Y cada uno de ellos mantiene el equilibrio con el resto. Cuando el ser humano vive en equilibrio con todo lo que le rodea y consigo mismo, vive en salud, pero cuando ese equilibrio se rompe aparece el estado de enfermedad. La enfermedad aparece como un estado menor de salud. La salud es la búsqueda constante de ese equilibrio basado en leyes naturales y universales. El organismo humano vive gracias a la energía vital que conseguimos por la digestión y asimilación de alimentos, cuando respiramos, cuando estamos al sol, cuando bebemos agua, cuando nos relacionamos con el resto de seres humanos y animales. También conseguimos esa energía vital cuando pensamos de forma positiva, cuando nos movemos, cuando descansamos, etc. Esta energía vital se manifiesta tanto en el estado de salud como en el de enfermedad. Si nos hacemos una herida, nuestro organismo pone en marcha mecanismos para sanarla, guiado por su instinto de conservación. La energía busca siempre restablecer la salud. Tenemos que aprender a dejarle paso a ese mecanismo y dejar actuar a la naturaleza en su proceso de curación activo. Enfermamos porque perdemos el equilibrio con lo que nos rodea, olvidamos que es lo que nos hace bien y mal. No sabemos cómo tenerlo en cuenta. No nos han educado para eso. Nos han educado para tomarnos una aspirina cuando nos duele la cabeza y punto. Pero os aseguro que si escucháramos más a nuestro cuerpo, probablemente no tendríamos la necesidad de tomar ninguna aspirina más. Y el hecho de vivir en la ciudad o estar trabajando no debería impedir parar durante unos segundos y escuchar que necesita nuestro cuerpo. Se puede, es cuestión de saber concentrarse, enfocarse en uno mismo y no perdernos. El mundo seguirá funcionando aunque nosotros paremos un momento a dedicarnos a lo que necesitamos.

Los 4 elementos de la naturaleza

Para curarnos necesitamos los factores que nos ayudan a equilibrarnos, los llamados Factores de Salud y no los medicamentos que con frecuencia se limitan a ir contra los síntomas. Los síntomas de la enfermedad, por lo molestos que son, son un impulso de la naturaleza para que encontremos un nuevo camino de salud o forma de vida más sana. Nada está guiado por el azar y llamamos azar o suerte, a una ley de la naturaleza que no sabemos cómo actúa. Tanto una persona sana para continuar estando sana, cómo el enfermo para curarse, necesitan los mismos Factores de Salud, con algunas pequeñas variantes: agua y aire puros, el sol, limpieza interna y externa, sueño y descanso, mantenimiento de la temperatura, alimentación sana y moderada con la sola excepción de las situaciones en las que falta el apetito y donde se recomienda ayunar, situación que ocurre con frecuencia en las crisis de desintoxicación. Igualmente necesitan el contacto con la naturaleza, equilibrio emocional y mental, descanso y relajación, juego y expansión, un medio familiar y social positivo, actividades y trabajos útiles y creativos, motivación y ganas de vivir, expresión de los instintos naturales y sanos sin sentir represión, desarrollo de nuestros sentidos, amistad y amor. El organismo está tratando de autocurarse de forma ininterrumpida, continuamente nacen millones de células que sustituyen a las que mueren por haber terminado su ciclo, el problema surge cuando la persona daña y perjudica al cuerpo más de lo que este puede recuperarse. Los factores que afectan a la salud se pueden clasificar en varias categorías básicas: alimentación, higiene física, contacto con la naturaleza, actividad y descanso, lo mental y las emociones, el medioambiente y las relaciones humanas. Con todo ello se pone en marcha la capacidad curativa de la naturaleza. Déjala actuar!

El ayuno

Con mucha frecuencia el mismo cuerpo nos indica el camino a seguir. Cuando tenemos una crisis aguda, sobre todo si se acompaña de fiebre, a menudo el cuerpo se queda sin ganas de comer, esto es muy frecuente en las crisis de desintoxicación (enfermedades agudas par la medicina convencional), sobre todo en los niños pequeños y en los animales, en los que por su propia inteligencia el cuerpo retira su energía del aparato digestivo para enviarla hacia los procesos de eliminación y regeneración. Toda la energía del organismo está canalizada hacia la desintoxicación y la curación y el cuerpo mismo elimina las ganas de comer. El ayuno o descanso fisiológico es lo más adecuado en ese momento. Respetamos el instinto del cuerpo permitiéndole ayunar para que toda su energía se concentre en la desintoxicación y en la “reparación” de las zonas afectadas o enfermas. Es suficiente durante las crisis agudas beber agua, según la sed que se tenga. En caso de enfermedades crónicas también se puede utilizar esta terapia del ayuno, pero debe ser bajo un control médico. Existen en España varios centro de salud naturistas donde se practica el ayuno controlado por gente experta en este tema. En caso que te interese acudir alguna vez a alguno de estos sitios, te puedo asesorar y recomendar alguno en particular.

Un gran abrazo, Natalia